CASARSE EN INVIERNO EN TAORMINA


En las películas parece que las bodas siempre son en junio, pero casarse en invierno puede ser fascinante y casi cinematográfico, si pensamos de nuevo a la atmósfera del viejo Hollywood, la elegancia del novio en chaqué y la novia con un vestido largo de seda y envuelta en un abrigo de piel blanco. ¡No hay una época del año más adecuada para iniciar una boda con “Había una vez …”! Este periodo nos invita a recrear un “país de las maravillas” de invierno, que encanta y conquista: el frío, la nieve, el calor de la chimenea y la magia de la celebración de la Navidad … ninguna otra estación tiene un momento tan intenso como la Navidad, llena de deseo de paz, unión y armonía, en perfecta sintonía con el sacramento del matrimonio. Casarse en este periodo puede ser incluso más conveniente económicamente que en los meses de primavera o verano. En Taormina, en invierno, las agendas de los distintos proveedores de servicios están menos ocupadas, y es posible una reserva a un precio más bajo y también hay descuentos de “fuera de temporada” en el transporte, en la luna de miel y en el alojamiento.